Rataquill sobre x 20 gramos

$4.600

Controla los roedores con el consumo de sola una dosis , para producir la muerte del roedor por una hemorragia interna, pasado algunos días.

SKU: 260 Categoría:

Rataquill es un cebo raticida peletizado formulado a base de Brodifacouma al 0,005%, el cual incorpora cereales y fuertes olores atrayentes, los cuales se tornan el atractivo perfecto para roedores, con una palatabilidad excepcional. Esto hace que Rataquill se diferencia de los cebos tradicionales, constituyéndolo como el alimento perfecto dentro de la dieta del roedor del trópico.

Contiene BitterGuard (sustancia amarga) imperceptible para los roedores, la cual evita el consumo accidental por parte de humanos y animales domésticos como perros y gatos, previniendo intoxicaciones accidentales y no deseadas. Se caracteriza por ser un raticida de dosis única, gracia a su efecto anti-coagulante producido por la acción de la molécula de última generación Brodifacouma.

Las ratas evitan los alimentos que las matan rápidamente. Rataquill evita ese problema, produciendo la muerte 3-4 días después de la ingestión; el tiempo para la muerte depende del estado físico y edad del roedor. Como pasan varios días entre la ingestión y la muerte, las ratas no llegan a percibir el peligro. Adicionalmente, los cebos de Rataquill, tienen buena palatabilidad para los roedores, los cuales disfrutan de comer el producto que las elimina.

Instrucciones de Aplicación Cebo Raticida

Rataquill® SB se aplica en pequeños montones de 10 a 20 gramos ubicados en recipientes limpios, poco profundos (platos desechables) y ubicados cerca o sobre las señales de infestación, exclusivamente, en áreas húmedas y a la intemperie se colocan las bolsitas impermeables directamente sobre las señales de infestación. Lo anterior significa que deben seleccionarse bien los sitios o áreas que muestren actividad o presencia de la plaga, para hacer la aplicación del raticida; comenzando en lo posible por los focos de proliferación o sitios que exhiban mayor abundancia de señales de infestación. En el caso de grandes campañas, se iniciaría por las áreas problema (más infestadas), y se continuaría con barrido en forma centrípeta, creando siempre barreras sanitarias.